El Chelsea, de manos de sus capitanes John Terry y Gary Cahill, levantó el título de la Premier League después de golear en Stamford Bridge al ya descendido Sunderland por 5-1. El conjunto de Antonio Conte no falló ante su público y se dio un homenaje frente al débil Sunderland, descendido hace semanas, y que no se jugaba nada aparte de la honra.

El encuentro sirvió, además, para rendir homenaje al veterano Terry, quien dejará el club a final de temporada después de casi 20 años en la entidad.

El capitán, el futbolista más laureado en la historia del club, fue titular ante los 'Black Cats' y fue sustituido en el minuto 26 (en honor a su número de camiseta) por Cahill, mientras sus compañeros le despidieron con un pasillo de honor sobre el terreno de juego.

Clasificación