Dani Pedrosa se llevó el triunfo en Jerez en el Gran Premio de España en una carrera que dominó de principio a fin. El de Castellar tuvo un duelo en la distancia con Marc Márquez, al que controló con el cronómetro. 

El barcelonés arrancó muy bien y forzó en los metros iniciales. Llevaba goma media atrás frente a la dura del ilerdense y quería aprovecharlo. Abrió hueco y se fue. A Marc, además, se le complicó la caza por Johann Zarco. El galo vino de detrás y le pasó. El campeón, después, se rehízo y retomó el segundo lugar. Estaba a 1.5 segundos de su vecino de box. 

Poco a poco se aproximó. Llegó a estar a 1.0, pero, tras un error leve, se puso en modo Mundial para amarrar un gran resultado viendo lo que pasaba en su zaga. Jorge Lorenzo fue tercero. Fue valiente y sacó un buen ritmo. Pudo con Zarco y lo bordó, por pilotaje, en una pista mala para la Ducati. Gran dosis de moral para él, que consiguió su primer podio con su nuevo equipo.

La debacle fue para Yamaha. Maverick Viñales arañó un sexto lugar después de casi caerse varias veces y forzar al límite. Peor le fue a Valentino Rossi, que acabó décimo en la pista donde arrasó el curso pasado. Hasta Aleix Espargaró, con una Aprilia, le pasó al final. 

Un palo que abre el Mundial. Las cosas están cambiando muy rápido. Ahora, Rossi le saca dos puntos a Viñales y cuatro a Márquez.