Andrea Dovizioso venció en Mugello por delante de Viñales y Petrucci. La maravillosa velocidad punta de la Ducati encumbró a Dovizioso, el hombre que logró, por fin, una victoria para la casa de Borgo Panigale en su circuito de pruebas. El último que lo consiguió fue Casey Stoner en el año 2009. La potencia de ese motor tan peculiar fabricado a escasos 80 kilómetros del circuito de Mugello fue la clave, pero no solo eso hizo posible el triunfo.

La tabla de resultados de este gran premio de Italia certifica el dominio de Ducati con cuatro de sus motos entre los diez primeros clasificados, dos de ellas en el podio. Pues a Dovizioso le acompañaron un siempre competente Maverick Viñales y un fantástico Petrucci, el que mejor dio buena cuenta de su excelente frenada con dos adelantamientos magníficos a Rossi y a Viñales en la última curva en los últimos minutos de la carrera.