El Real Madrid conquista la décima Supercopa de España de su historia tras imponerse en ambos partidos de la final al Barcelona (en la ida en el Camp Nou vencieron por 1-3 y en la vuelta fueron liderados por un mágico Marco Asensio, autor del 2-0). 

El conjunto blanco se hace con un trofeo que no ganaba desde el año 2012, curiosamente también ante el conjunto azulgrana. El Real Madrid le tiene tomada la medida al Barça en esta competición. Se han enfrentado en siete ocasiones y en seis de ellas salió victorioso el equipo madridista. Sólo cayó en la edición de 2011, y con este ya suma 10 Supercopas de España, a solo dos de los 12 títulos del Barcelona.

Se presentaba como un imposible en el momento actual levantar la final, los dos goles de desventaja de la ida y golear en el Santiago Bernabéu. El conjunto blaugrana cuajó una primera parte desastrosa en la que Asensio (minuto 4) y Benzema (minuto 39) liquidaron el título y solo las ganas de Sergi Roberto en el segundo tiempo empujaron a sus compañeros para que la derrota no fuera sangrante.