El evento estelar del SmackDown Live  del 26 de julio tuvo el retorno de Chris Jericho al ring en una triple amenaza contra AJ Styles y el campeón de los Estados Unidos, Kevin Owens. El resultado final de la pelea terminó a favor del 'Fenomenal', quien aprovechó la Bullfrog Splash de KO a Jericho para robarle el triunfo y a la postre el Campeonato.

Con Jericho rendido, Styles ingresó al ring para echar a Kevin Owens, cubrir a Y2J y llevarse la victoria. Tras el combate, Owens tomó el micrófono, aseguró que esto no es justo que lo obligaran a defender el campeonato en una triple amenaza, ni que Styles le robara la victoria. 

Indicar que previamente Owens había conquistado el título norteamericano en Battleground, donde derrotó a AJ Styles en lo que fue la tercera contienda por el Campeonato de los Estados Unidos de su rivalidad. La victoria de Owens vino en un intercambio de llaves con Styles, y en un momento determinado el canadiense revirtió un crossface con un conteo que inesperadamente llegó al tres.