El Atlético Féminas hizo bueno el resultado del partido de ida disputado en Os Remedios (3-5) y se alzó con el título que abre la temporada oficial en el fútbol sala femenino, la Supercopa de España, después de empatar a dos goles en el encuentro de vuelta jugado en Navalcarnero. El Atlético conquistó su sexta Supercopa.

El Envialia necesitaba ir a por el partido y se lanzó a por la remontada. Tal y como hiciera en Ourense dominó a su rival y le puso en serios aprietos. La presión hizo efecto y las primeras ocasiones no tardaron en llegar. Avisó Antía en dos ocasiones y a la tercera la canterana adelantó en el marcador al equipo de Chipi (0-1, minuto 7). Lejos de reaccionar el Atlético seguía a merced de un Envialia al que le faltó acierto para ampliar la distancia y meter definitivamente el miedo en el cuerpo a las madrileñas.

Las locales igualaron en el minuto 10 y entonces Chipi optó por el juego de cinco aunque no logró sacar tajada a pesar de enviar un remate al travesaño. En la continuación, el título se le puso de cara al Atlético cuando Bruna Franklin logró el 2-1 en el minuto 22. Quedaban 18 minutos por delante y el Envialia necesitaba cuatro goles pero solo llegó uno, obra de Luci en el minuto 26 para poner el 2-2 que ya sería definitivo.