El Oliveirense de Portugal logró por primera vez en su historia la Copa Continental de hockey sobre patines tras derrotar por 7-4 al Reus Deportiu, actual campeón de Europa, en partido disputado en Viareggio (Italia).

Los portugueses, con un equipo con muchos españoles, con Puigbí en la portería y Jordi Bargalló, Selva y Burgaya, todos ellos internacionales, se impuso a un Reus que siempre fue a remolque de su rival, que prácticamente sentenció la final en el primer tiempo. 

El equipo lusitano estrenó el marcador gracias a un tanto de Souto, contestado por Casanovas poco después, pero el Oliveirense llegó al intermedio con dos tantos más de Selva y Cancela, y nada más empezar el segundo tiempo Barreiros colocó el 4-1 en el marcador. Pese a que el Reus respondió pronto con un gol de Salvat, de nuevo Souto, el mejor jugador en la pista, se encargó de mantener la distancia de dos goles de ventaja, que se mantuvo durante buena parte de lo que quedaba de partido hasta que Moreira acabó de sentenciar con el definitivo 7-4.