El ruso Sergey Kovalev dejó atrás una racha de dos derrotas y con soberbio nocaut técnico en dos rounds al ucraniano Vyacheslav Shabranskyy, se convirtió en el nuevo campeón semipesado de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) en el Madison Square Garden.

Kovalev llegó a su cita con Shabranskyy con la frustración de dos reveses a manos del estadounidense Andre Ward y el ucraniano fue quien pagó los platos rotos. Tras tres caídas en poco más de cinco minutos, Kovalev obligó a que el árbitro detuviera la pelea a los 2:36 minutos del segundo episodio para recuperar uno de los cetros que perdió ante Ward en noviembre de 2016 y que no pudo recuperar en junio pasado.