Valtteri Bottas hizo buena la pole position y se defendió muy bien de Lewis Hamilton en los dos momentos puntuales en los que tuvo que hacerlo. Con eso le bastó al finlandés para meterse su tercera victoria en la última carrera del año, en Abu Dabi, por más que ni siquiera el triunfo le bastara al corredor de Nastola para hacerse con la segunda plaza del campeonato, sellada por Sebastian Vettel, que se subió al último escalón del podio.

Bottas pudo mantener bajo control a su vecino de taller en el momento de la arrancada y tras la única visita a los garajes. A partir de allí, el control del nórdico fue total a excepción del error que cometió a falta de cinco giros para el final, y que le puso un poco de incertidumbre a un gran premio soporífero que solo sirvió para certificar el cuarto doblete de Mercedes y para que Renault superara a Toro Rosso en la clasificación reservada a los constructores. 

Fernando Alonso terminó el noveno y Carlos Sainz se vio obligado a abandonar (vuelta 33), nada más realizar su parada y después de que uno de sus mecánicos le dejara medio suelta la rueda delantera izquierda.

El finlandés Kimi Raikkonen (Ferrari) fue cuarto en Yas Marina, donde se aprovechó del retiro de Daniel Ricciardo (Red Bull) para arrebatarle la cuarta plaza final en el Mundial al australiano. Raikkonen cruzó la meta por delante del holandés Max Verstappen (Red Bull) y del alemán Nico Hülkenberg (Renault), sexto en una carrera en la que el mexicano Sergio Pérez (Force India) finalizó séptimo, idéntico puesto que ocupó en la general final del Mundial.

Por otro lado, en la última carrera antes de retirarse (por segunda vez) de la Fórmula 1, el brasileño Felipe Massa (Williams) puntuó, al acabar décimo este domingo en Yas Marina.