El Comité Olímpico Internacional (COI) ha informado que ha sancionado por dopaje a cinco deportistas rusos tras las audiencias de la Comisión Oswald que se están llevando a cabo en el contexto de las investigaciones forenses y analíticas de dopaje de los Juegos de invierno de Sochi 2014.

Dichos atletas son el piloto de skeleton Sergei Chudino, los campeones olímpicos de bobsleigh Aleksei Negodailo y Dmitrii Trunenkov y las subcampeonas olímpicas de biatlón Yana Romanova y Olga Vilukhina.

Según la comisión, infringieron las normas antidopaje con arreglo al artículo 2 de las normas del COI aplicables a los Juegos de Sochi 2014, por lo que quedan descalificados de las pruebas en las que participaron. Además, los cinco atletas son declarados inelegibles para ser acreditados en cualquier calidad en todas las ediciones de los Juegos Olímpicos posteriores a los de Sochi 2014.