Seth Rollins y Jason Jordan, unidos por su odio mutuo hacia Samoa Joe, conformaron una nueva pareja la cual combatió en el RAW especial por Navidad frente a los campeones de la marca, The Bar, y se hicieron increíblemente con la victoria. 

De esta forma, despojaron a Cesaro y Sheamus de los Tag Team Championships, y Jordan se convirtió en el primer luchador que consigue alzarse con los tres títulos diferentes por pareja: ganó junto a Chad Gable los cinturones de NXT frente a The Revival (Dash Wilder y Scott Dawson) y con el mismo compañero se coronó en la marca de SmackDown, venciendo los American Alpha a The Wyatt Family (Randy Orton y Luke Harper), The Usos y Rhyno y Heath Slater. Para Rollins es su tercer reinado en RAW, después de haberlo conseguido con Roman Reigns y Dean Ambrose.

Los momentos determinantes del combate llegaron cuando The Bar, quienes dominaban la pelea machacando a Rollins con un DDT, White Noise y Superkick, no lograron impedir que Seth se recuperara, y Sheamus sin querer aplicó un Clothesline a su compañero Cesaro. En ese momento el relevo lo toma Jordan y, aunque se vio reducido por un Sharpshooter y por el finisher conjunto de The Bar, Rollins interfirió para intentar sacar del ring a los dos mediante superkicks. Finalmente, Sheamus probó suerte de nuevo con el Sharpshooter, pero Jordan tocó las cuerdas y su compañero mandó al irlandés contra las escaleras del cuadrilátero, hasta que apareció Cesaro para golpear con un Uppercut a Rollins. Sin embargo, la pelea en el ring seguía viva y Jordan pudo hacerse con la victoria tras ejecutar su Neckbreaker.