Amarga victoria de Los Ángeles Chargers que pasaron por encima de sus rivales de división los Oakland Raiders (10-30), pero no les bastó para clasificar a Playoffs, pues los Bills y los Titans vencieron y además los Bengals derrumbaron el sueño de los de Baltimore.

Lynch pudo superar las 1000 yardas

Marshawn Lynch aportó 101 yardas | Foto: Chargers.com
Marshawn Lynch aportó 101 yardas | Foto: Chargers.com
Los de la franquicia de California solo pudieron aprovechar el juego de carrera ante la segunda peor defensa en detener a los corredores. Permitieron que Marshawn Lynch consiguiera rebasar las 1000 yardas en su carrera (10003), corriendo en 19 ocasiones para 101 yardas.
Fue la única arma de los Raiders que vía aérea no lograron rodar los drives, consiguiendo tan solo 14 primeros downs por los 26 de los Chargers. Derek Carr repartió 243 yardas (19/28) con Amari Cooper único protagonista de entre los receptores (115 yardas en tres recepciones). Además, logró empatar el partido tras la fortunosa anotación de Keenan Allen que recuperó un fumble corriendo a la vez que su compañero Melvin Gordon, quien tras recibir, perdió el balón en el placaje del safety Reggie Nelson, y el balón cayó en las manos de Allen para llevarlo por 27 yardas hasta la zona de anotación.
Tras ello, Cooper encontró vía libre y permitió que Carr despegara el brazo para realizar un touchdown de 87 yardas en el segundo cuarto.
La fortuna y el balón cayó del lado de Keenan Allen en su primera anotación del partido | Foto: Chargers.com
La fortuna y el balón cayó del lado de Keenan Allen en su primera anotación del partido | Foto: Chargers.com

El mejor ataque aéreo se exhibió con Rivers al mando

Sin embargo, la defensa de ya el ex-equipo de Jack del Río, no dio la talla y Philip Rivers reafirmó su explosivo ataque el cual ha acabado líder de la temporada en yardas de pase (276.9 yardas de media por encuentro), y completó 28 de 37 lanzamientos para avanzar 387 yardas y dar tres pases de touchdown.
La secundaria de los Raiders hizo aguas por todas partes, además de que la franquicia de Los Ángeles pudo también correr a través de Melvin Gordon (93 yardas en 17 acarreos), y la única nota negativa fue la inseguridad ante su kicker novato Nick Rose, quien falló un punto extra y un field goal de 50 yardas que fue bloqueado.
De esta forma, los Chargers pusieron la directa tras el touchdown de Cooper y tres puntos de Tavecchio, y Oakland no encontró forma de detener la ofensiva de Rivers repartida entre Gordon (también recibió por aire, en 6 ocasiones por 31 yardas), Allen (133 yardas en 9 recepciones), Travis Benjamin (96 en cuatro capturas) y Tyrell Williams (67).
El QB Philip Rivers ha comandado al mejor equipo en media de yardas aéreas por partido | Foto: Chargers.com
El QB Philip Rivers ha comandado al mejor equipo en media de yardas aéreas por partido | Foto: Chargers.com

La defensa secundaria de los Raiders no pudo hacer nada

Los corners y safeties de Raiders tuvieron un encuentro para olvidar. Williams devolvió el mando del marcador a los locales con un touchdown de 56 yardas de pase (10-14), y, acto seguido, Tre Boston interceptó el balón a menos de dos minutos de pasar por vestuarios, dejando el balón en la 23. En 1:24 minutos, con 8 jugadas para 77 yardas avanzadas, Rivers movió las cadenas como quiso hasta la redzone y Allen logró su segunda anotación con una recepción de 6 yardas (10-20).
El equipo de Anthony Lynn aclaró el triunfo en el tercer cuarto, facilitando un tiro de campo desde la yarda 25 tras progresar el ataque durante 65 yardas, y Rivers dejó una vez más en evidencia la secundaria rival, conectando en la redzone con Benjamin para una anotación de 62 yardas, llegando así a los 30 tantos.
Dos de los cuatro touchdowns del partido fueron a través de tremendas big-plays | Foto: Chargers.com
Dos de los cuatro touchdowns del partido fueron a través de tremendas big-plays | Foto: Chargers.com
Ya en el último cuarto el marcador no se movió. Los Raiders jugaron únicamente cuatro ataques, comenzándo el cuarto con la posesión pero teniendo que despejar el balón en 4&9 tras un sack de Bosa. El siguiente drive, Carr intentó correr por el medio en 4&1 pero perdió el balón que lo recuperó el DE Darius Philon, y en la última posesión que disfrutaron, el quarterback de Oakland no consiguió completar en 4&5 ante una defensa muy bien ordenada de los Chargers.
La defensa de los Chargers acabó con dos fumbles y una intercepción | Foto: Chargers.com
La defensa de los Chargers acabó con dos fumbles y una intercepción | Foto: Chargers.com

Primer año en Los Ángeles sin postemporada desde 2013

La franquicia angelina no ha podido reponerse del 0-4 con el que iniciaron la temporada y, a pesar de que han ganado siete de los últimos ocho enfrentamientos, se quedan con balance positivo de 9-7 y desplazados hasta la octava plaza de la Conferencia Americana. Por su parte, sus compañeros de división del Oeste, los Raiders, finalizan en el 10º puesto tras una temporada donde su principal estrella, Derek Carr, se ha desfondado después de acabar la pasada campaña terceros con un balance de 12-4, y tan solo han conseguido 6 victorias (6-10) este año, perdiendo sus últimos cuatro partidos de la regular season.