A sus 27 años Caroline Wozniacki vive un sueño que no alcanzó cuando emergió en el circuito como una potencial campeona. Se le escaparon las finales del Open USA 2009 y 2014, pero ahora puede gritar bien alto que es una campeona con mayúsculas. Ha vencido a la rumana Simona Halep (26 años) por 7-6 (7-2), 3-6 y 6-4. Ya tiene su Grand Slam, y vuelve al número uno mundial 6 años después.



Halep enfrentó el match en Melbourne con problemas en la pierna izquierda. Incluso debió ser atendida en el segundo set. El rigor del partido le jugó en contra, en un encuentro en el que por primera vez se aplicó la regla del calor extremo: cuando la temperatura llegó a los 40º, el árbitro paró el juego por diez minutos.

La nueva campeona también debió ser atendida por un problema en la rodilla izquierda, en un partido que con 2 horas y 49 minutos fue inusualmente largo, y tuvo su condimento de dramatismo con un calor avasallante.

WIKIPEDIA