Carolina Marín en individual femenino, el danés Viktor Axelsen en el individual masculino, el dúo danés Astrup-Rasmussen (dobles masculino), las hermanas búlgaras Stoeva (dobles femeninos) y el matrimonio Adcock (mixtos) se coronaron como reyes continentales en los Campeonatos de Europa de Huelva.

La gran protagonista fue la española Carolina Marín que conquistó en su Huelva natal y en el Palacio de Deportes que lleva su nombre su cuarto título europeo consecutivo, lo que nadie ha logrado nunca antes. Venció a la rusa Evgeniya Kosetskaya por 21-15 y 21-7 en 35 minutos. Dos danesas se llevaron los metales de bronce, Mia Blichfeldt (sucumbió en semifinales ante la española por 21-17 y 21-16) y Line Kjærsfeldt (no pudo hacer nada ante la rusa, 21-10 y 21-14).

El nuevo rey europeo es el danés Viktor Axelsen, quien recuperó el cetro continental que ganó en 2016 ante el campeón del año pasado, el inglés Rajiv Ouseph, en una final resuelta con autoridad por 21-7 y 21-8 en 31 minutos. El danés no ha cedido ni un solo set en todo el campeonao, y se plantó en la final con máxima autoridad tras derrotar al francés Brice Leverdez por 21-7 y 21-9.

En el dobles femenino las hermanas búlgaras Gabriela y Stefani Stoeva lograron su primer título continental ante las francesas Emilie Lefel y Anne Tran por 21-12 y 21-10 en 43 minutos. Las medallas de bronce fueron para las holandesas Selena Piek y Cheryl Seinen (17-21, 21-18 y 21-19 en las semifinales que enfrentaron ante las francesas) y para el dúo danés conformado por Maiken Fruergaard y Sara Thygesen, quienes no pudieron ante las futuras campeonas (10-21, 18-21).

Más corta fue la final de dobles masculino, disputada entre daneses donde Kim Astrup y Anders Rasmussen, terceros cabezas de serie, se impusieron 21-15 en 20 minutos en el primer set a Mads Conrad-Petersen y Mads Pieler Kolding, segundos favoritos, que acabaron abandonando por lesión de uno de sus componentes. En semifinales se quedaron los holandeses Jelle Maas y Robin Tabeling (15-21, 18-21 ante los campeones) y los rusos Vladimir Ivanov e Ivan Sozonov (11-21, 21-19, 19-21).

En la final de mixtos, el matrimonio inglés formado por Chris y Gabrielle Adcock cumplieron sus papel de favoritos y derrotaron en un emocionante partido de 66 minutos a los daneses Mathias Christiansen y Christinna Pedersen por 21-18, 17-21 y 21-18. Mark Lamsfuß y Isabel Herttrich dieron a Alemania uno de los bronces (21-17, 15-21, 25-23 fue el resultado ante los ingleses) y otros anglosajones subieron al podio: Marcus Ellis y Lauren Smith llegaron a la semifinal donde fueron parados por los daneses ahora subcampeones de Europa (16-21, 21-19, 12-21).