Los Villanueva Black Storks se alzaron con el primer título de la historia de campeón de Flag Football en Extremadura. Tras una fase regular muy equilibrada en esta I Liga de Flag Football Extremeña 2018, donde acabaron segundos con mismo récord que Mérida Romanos (4-2), en la final entre ambos no se podía esperar menos y nos brindaron un partido de infarto. Los de Villanueva de la Serena se hicieron con una ajustadísima victoria por 34-33 en el campo local "El Romerito".

Como presala a lo que iba a ser el encuentro, este arrancó a un ritmo frenético. El primer ataque de Romanos fue completado con un touchdown de carrera del quarterback Pedro Tejeda, más el punto extra del center Domínguez. Sin embargo, en la primera ofensiva de Black Storks pasó factura la lluvia y el balón mojado, así como los nervios de los primeros minutos, y, aunque la defensa tuvo que volver rápidamente al campo, esta cumplió con cuarto down y fuera para devolver el ataque al terreno de juego.

Y esta vez sí atacaron de forma rodada hasta aproximarse a la endzone donde el center Pedro Gallego abrió el marcador de su equipo y con la conversión de Alberto Domínguez. Pero Romanos realizaría una réplica completando cada pase y encontrando a Rafa en la endzone, con el extra de Chechu, para tomar de nuevo la delantera.

Acto seguido, los serones no se dejaron intimidar y tuvieron una respuesta inmediata con TD de pase hacia Alberto Domínguez que se recorrió más de medio campo, y extra de él mismo. La defensa de Black Storks actuó nuevamente de diez y permitió que su ataque intentara irse por delante al descanso, pero tres pases incompletos y uno demasiado corto lastraron su objetivo. Restaba un minuto y Romanos consiguió nuevamente ventaja con un envío de TD largo hacia Chechu y extra de Rafa. Black Storks a pocos segundos se quedó sin tiempo a la orilla de la línea de gol y perdían 21-14 al descanso.

En la segunda parte, los anfitriones comenzaron atacando con fuerza y de qué forma, con un pase rápido a “Perla” que se recorrió todo el lateral de la banda hasta la zona de anotación. El autor del punto extra fue él también. Pero Romanos no se dejó intimidar y actuaron con un pase profundo que atrapó Chechu, lo que facilitó la anotación posterior del propio número 34 (se convirtió en el MVP de la final). La conversión fue bloqueada por el linebacker de Black Storks “Sega“, y este fue un primer aspecto importante a posteriori para el desenlace del encuentro.

En la siguiente ofensiva, un pase largo hacia “Perla” apretó de nuevo las cosas, y el extra de David Capilla puso a Black Storks por primera vez por delante, 28-27. Y a continuación, la defensa se portó deteniendo al rival en cuatro jugadas y dieron un ataque que podía haber sido crucial para abrir brecha, pero en el primer pase el balón salió escupido de las manos de un receptor y cayó en las de Alberto, que interceptó para Mérida llegando a la línea de no carrera.

Sin embargo, el grupo defensivo de Villanueva se mostró intratable y evitó cuatro jugadas próximas a la endzone, para que su ataque regresara al campo. Pero tampoco hubo suerte. Comenzaron con un pase hacia Alex Pastor que se recorrió todo el campo hasta la endzone, pero la jugada fue lastrada por un flag guarding (taparse el flag durante una carrera con balón en mano), y un posterior mal snap en cuarto down cerca de la zona de anotación hizo que Romanos recuperase la posesión.

Aunque la defensa aguantó, no pudo evitar la anotación ya en cuarta y gol, obra nuevamente del center Domínguez. El extra fue bloqueado por Víctor Calle, otro detalle que luego cobraría importancia. Y para retomar el vaivén de anotaciones, el quarterback Miguel Ángel de Black Storks completó un drive muy rápido con recepciones de “Loren“, “Perla” y el culmen de Alex Pastor dentro de la endzone, resarciéndose del touchdown anterior que le habían anulado, y la victoria empezó a pintarse de verde.

A pesar de ello, fallaron la conversión y los de Mérida aún tenían 30 segundos para conseguir el milagro. Y apunto estuvieron, al recibir Chechu un envío larguísimo tras varios rebotes y que puso en serios aprietos a la defensa rival. Pero, a 4 segundos del pitido final y dentro de la zona de no carrera, la última jugada fue pase incompleto y no pudieron volver a darle la vuelta al marcador.

Fotos: Ana Rollán
Vibrante final que se vivió en Villanueva de la Serena, digna de un partido por la lucha de una liga, por la pelea de ser el primer campeón de la historia en Extremadura de Flag Football. La tercera posición estaba ya adjudicada para el conjunto de Villanueva Black Storks U17, quienes finalizaron con récord de 2-4 y perdieron ante el conjunto sénior en el partido de Wild Card que daba pase a la final. Todos los resultados aquí.