Washington Capitals ha empatado a uno la final de la Stanley Cup al derrotar anoche a Vegas Golden Knight en el segundo partido por 3-2.

Pese a que los primeros ataques fueron obra de Washington fueron los Golden Knights los que finalmente lograron abrir el marcador con un gol de James Neal en el minuto 8. Los Caps no variaron el guión y siguieron acechando la portería de Marc-André Fleury hasta que finalmente, a pesar de la gran actuación del portero de los Knights, lograron el empate a 1 a dos minutos y medio del descanso con un gol del danés Lars Eller.

El equipo de Las Vegas desaprovechó una situación de Power play en los primeros compases del segundo periodo y vio como poco después Alex Ovechkin adelantaba a los visitantes con 5 minutos y medio disputados. Los Caps ampliaban su ventaja en el minuto 10 gracias a un tanto de Brooks Orpik mientras que en los minutos finales Shea Theodore acortaba distancias para los locales. Con los de Washington aún por delante en el marcador (3-2) se llegó al final del segundo tiempo.

Pese a que ambos equipos tuvieron claras oportunidades para cambiar el signo del partido, el marcador permaneció inamovible durante los últimos 20 minutos y se confirmó la victoria de Washington, que situa el 1-1 en la serie.