Simona Halep se proclamó campeona del Roland Garros 2018 (3-6 6-4 y 6-1). En su tercera final en el torneo francés, la rumana logró al fin conquistar el Grand Slam, el primero en la carrera de la actual número uno.

El partido no fue ni mucho menos sencillo para la rumana, obligada a dar lo mejor de si mismo ante una Sloane Stephens que empezó el encuentro con una auténtica exhibición. La estadounidense demostró por qué, hasta ahora, había ganado todas las finales que había disputado, con una confianza en sus golpes y una serenidad que le convirtieron en un muro ante Halep.

De forma imparable, Stephens se llevó el primer set y además inicio el segundo con un break. Fue entonces cuando se produjo el punto de inflexión del partido. La estadounidense sumó dos juegos en blanco y despertó a la número uno, que encadenó cuatro juegos consecutivos para llevarse el segundo set.

Después de haberse visto forzada en el primer set, Halep logró al fin sacar de su zona de confort a Stephens, obligándole a jugar lejos de la línea de fondo. La agresividad de la número uno empezó a desconcentrar a la estadounidense, que cometió errores que no se le habían visto en el primer set.

WIKIPEDIA