El Barça no se cansa de ganar títulos y lo volvió a demostrar el pasado domingo conquistando la Supercopa de España ante el Sevilla por 2-1. Los de Valverde consiguieron el primer título de la temporada y el conjunto catalán suma su decimotercera Supercopa en su historia, siendo el equipo que más veces ha ganado la competición.

Sin embargo, el Sevilla fue quien golpeó primero en el marcador. En el minuto 9 Sarabia mandó el balón a la red y estrenaba el casillero del conjunto andaluz, un gol que fue validado gracias al VAR, que se estrenaba oficialmente en España. El colegiado en primera instancia anuló el tanto por un supuesto fuera de juego, pero desde el VAR le notificaron que el jugador del Sevilla se encontraba en posición legal, lo que hizo rectificar al árbitro y que el gol subiese el marcador.

No fue hasta el borde del descanso cuando volvimos a ver un gol en el encuentro. Messi chutaba un tiro libre que se estrelló en el palo, y Piqué recogió el rechace para mandar el esférico a gol y poner el 1-1 en el electrónico. El Barça empataba el encuentro en el minuto 42.

Con el empate se llegaba al descanso, un empate que daba todavía esperanzas a ambos equipos para poder llevarse el trofeo. Los segundos 45 minutos transcurrieron con solo un gol más en el marcador. El jugador francés Dembélé recibió un esférico fuera del área, y sin pensarlo chutó con toda su energía para enviar el balón a la red. Sin duda un golazo que daba la victoria y el título al Barça.

Fue un dia especial para Messi, quien sigue batiendo récords, pues con 33 títulos se convirtió en el jugador culé con más trofeos con el Barça, y además levantó su primera copa como capitán del F.C. Barcelona.