La República Checa ya cuenta con su sexto título Mundial en categoría masculina de hockey en línea (2007, 2011, 2013, 2015, 2016 y 2018) tras golear por 7-2 en la final disputada en Asiago (Italia) a la campeona del año pasado, Francia.

Los checos realizaron una fase previa inmaculada con tres victorias (14-0 a Letonia, 4-2 a Suiza y 3-0 ante los anfitriones) y en cuartos se deshicieron en penaltis de unos de los huesos duros de roer, Estados Unidos (4-3), la selección dominadora de este deporte que acumula 15 títulos, pero que se le resiste desde 2014.


Por su parte, los franceses también llegaron a la final sin conocer la derrota. En su grupo A vencieron a Colombia (4-0), a España (3-2) y a Canadá (5-1). En cuartos hicieron lo propio nuevamente ante los colombianos (3-2) y repitieron duelo en semifinales frente a los canadienses (4-1).

Los norteamericanos sufrieron para ganar en cuartos (4-5 contra Italia) y cedieron sus dos enfrentamientos restantes, incluido el de la lucha por el bronce por un claro 8-2 ante Suiza, verduga de los españoles en cuartos de final en los penaltis (1-2). Pero en semifinales, los suizos se toparon con los checos y no tuvieron nada que hacer (10-1), aunque lograron subir al podio, algo que no conseguían desde 2013.

España cerró la clasificación final de este Mundial en la séptima posición, tras tener que enfrentarse a Estados Unidos en la pelea por el quinto puesto (4-9) y ganar a los anfitriones por 5-3 para no ser octavos. Todos los resultados aquí