Los Miami Dolphins se desquitaron de tres derrotas consecutivas en la cuarta y última jornada de la pretemporada venciendo con autoridad a los Atlanta Falcons por 34-7 en el Mercedes-Benz Stadium.
Aunque fuera un partido plagado de suplentes, no faltó la competitividad y la búsqueda de una plaza en el roster final por parte de los jugadores de ambos equipos. Brock Osweiler trató de asentarse como el quarterback relevo de Ryan Tannehill para la temporada, con 147 yardas, 2 pases de touchdown sin intercepciones y una eficacia del 64% en sus lanzamientos. Por su parte, David Fales también jugó pero no logró ni un pase de anotación, en sus 94 yardas repartidas (13/20), siendo además interceptado en una ocasión por Chris Lammons.

Dirigidos por Osweiler y una gran defensa

Sumando la gran aportación del backfield de los Dolphins, con la dupla de Brandon Radcliff (53 yardas en 14 intentos) y el rookie Kalen Ballage (25 yardas) como protagonistas, los visitantes no mostraron ni un pero en el ataque mostrado.
Además, el grupo defensivo se recuperó tras tres encuentros estrepitosos y se mostró muy consistente deteniendo 12 de 15 terceros downs, incluso un cuarto down que se jugaron los Falcons y que también fallaron. Dejaron con una ganancia únicamente de 185 yardas totales, y solo permitieron que Atlanta irrumpiera en la redzone una vez, cuando marcaron su único touchdown gracias a la posición de campo que les facilitó Terrence Magee al recuperar un balón que se le cayó a Drew Morgan al intentar recoger un despeje.
Brock Osweiler fue el gran protagonista del partido | Foto: Dolphins.com
Brock Osweiler fue el gran protagonista del partido | Foto: Dolphins.com
El ataque saltó al campo en la yarda 21 y el running back Malik Williams protagonizó una carrera imposible de 8 yardas eludiendo multitud de placajes de la defensa rival para llevar el balón dentro de la endzone.
Sin embargo, por entonces el equipo de Adam Gase ya lideraba claramente por 24-0 el marcador, pues en sus tres primeros drives lograron anotar touchdowns. En primer lugar Osweiler dio su primer pase de anotación al novato Buddy Howell de una yarda a poco más de 5 minutos disputados. Después, un acarreo de 8 yardas de Ballage irrumpió en la endzone y, por último, Howell nuevamente sumó seis puntos, esta vez con una carrera de 1 yarda. Al término del primer cuarto, 21 puntos ya a favor para Miami. Y con Fales en el segundo cuarto, este logró mover cadenas para sumar tres puntos más con un field goal de Greg Joseph transformado desde 33 yardas.

La victoria encarrilada al descanso para los Dolphins

Ya en la segunda parte (24-7), los Dolphins alternaron a Osweiler y Fales con lo que consiguieron ampliar diez puntos más la distancia. Y encima Atlanta inició el tercer cuarto con un jarro de agua fría, pues su primera jugada fue interceptada por Jordan Lucas que colocó el balón en la yarda 30 del campo rival.
Llegando al final del tercer cuarto, Osweiler daba su segundo pase de touchdown hacia Francis Owusu de 14 yardas, y ya en los últimos doce minutos Fales hizo la réplica del segundo cuarto avanzando yardas para que esta vez Jason Sanders convirtiera un tiro de campo de 56 yardas y pusiera el definitivo 34-7.
La defensa de Miami obró tres sacks al QB rookie de Falcons Kurt Benkert | Foto: Dolphins.com
La defensa de Miami obró tres sacks al QB rookie de Falcons Kurt Benkert | Foto: Dolphins.com
Por su parte, los Falcons completaban un pleno de derrotas en preseason (6-17 en Jacksonville, 28-14 ante Kansas City Chiefs y 0-17 en casa de los Jets) dando lugar a una de las grandes decepciones de la pretemporada. El quarterback rookie Kurt Benkert solo pudo completar 10 pases en 25 intentos para una ganancia de 103 yardas aéreas, y siendo dos lanzamientos interceptados y alcanzado en tres ocasiones por la defensa rival. También jugó el QB de segundo año Garrett Grayson pero hizo en el último cuarto un 2/6 para 14 yardas… Será mejor que Matt Ryan no se lesione porque si no, Atlanta debería depender de Matt Schaub o de alguno de estos dos jugadores inexpertos en la dirección del ataque.
De esta forma se ha puesto punto y final a los partidos preparatorios y el jueves 6 de septiembre se iniciará la regular season con el enfrentamiento entre los actuales campeones, los Philadelphia Eagles, frente a los propios Falcons de Dann Quin en el Lincoln Financial Field.