La Federación Internacional de Piragüismo (ICF) ha hecho oficial el tercer puesto de Javier Hernanz en el Mundial de piragüismo de Montemor-o-Velho.

El noruego Eivind Vold se saltó un boya en la final de K1 5000 metros. Fue descalificado y readmitido posteriormente, con disgusto para Hernanz, que había visto su nombre grabado en el bronce. Una primera reclamación de la Federación Española (RFEP) no fue resuelta por los jueces, por lo que se apeló a la ICF. El equipo noruego y Vold enviaron a su vez un escrito pidiendo la restitución del bronce para el español.

De este modo, España redondea un gran Mundial, con un botín final de seis medallas. Tres de ellas llegaron en pruebas que serán olímpicas en Tokio con el oro en K1 200 m de Carlos Garrote, la plata del K4 500 (Saúl Craviotto, Cristian Toro, Marcus Cooper y Rodrigo Germade) y la del K2 1000 (Iñigo Peña y Paco Cubelos). También se subió al cajón en K2 500 (Craviotto y Toro, plata) y el K4 1000 (bronce de Cubelos, Peña, Pelayo Roza y Rubén Millán).