El japonés Ryoyu Kobayashi se aseguró matemáticamente, a falta de 5 pruebas para el final, la victoria en la Copa del Mundo de saltos de esquí al acabar 5º la prueba disputada en el Holmenkollen, en las afueras de Oslo, que ganó ante su afición el noruego Robert Johansson.

El joven Kobayashi, de 22 años, que a principios de año ganó el prestigioso Cuatro Trampolines, lidera la general con 1.665 puntos, 500 más que el polaco Kamil Stoch, a falta de cinco pruebas para el final del certamen. Kobayashi ha ganado 11 pruebas en lo que va de temporada, frente a las dos que lleva el saltador de Zakopane, al que sucedió el nipón en el historial.

Johansson ganó la prueba ante su público con dos saltos de 127 y 129'5 metros, con los que sumó un total de 262 puntos, 1'7 más que el austriaco Stefan Kraft, en una prueba en la que el esloveno Peter Prevc fue tercero, con 252','8 puntos. Kobayashi saltó 127 y 126 metros y acabó quinto, con 250'1 puntos, a una décima del austriaco Philipp Aschenwald, que acabó cuarto.