El judoca español Fran Garrigós se proclamó subcampeón de Europa en la categoría de -60 kg en la segunda edición de los Juegos Europeos, mientras que Julia Figueroa logró el bronce en -48 kg. De esta forma España, que acude a la cita con 150 deportistas, conquista sus primeras preseas.

El madrileño, bronce en el Europeo de 2017, cayó en la final, después de tres combates previos en los que dominó con autoridad, con el georgiano Lukhumi Chkhvimiani, que se valió de un waza-ari para llevarse la contienda. Completaron el podio el georgiano Amiran Papinashvili y el belga Jorre Verstraeten en el tercer escalón compartido.

Por su parte, la cordobesa Figueroa, en uno de los dos combates por el bronce se impuso a la portuguesa Catarina Costa por un waza-ari. Fue acompañada por la eslovena Maruša Štangar, mientras que la ucraniana Daria Bilodid conquistó el oro tras vencer en la final a Irina Dolgova.