La española Carolina Marín perdió la final del Abierto de Australia de bádminton ante la india Saina Nehwal por 21-18 y 21-11.

En el primer set, Marín opuso una férrea resistencia a Nehwal, pero en el segundo apenas pudo contener a la campeona india.

La jugadora española, que hizo historia al meterse por primera vez en su carrera en la final de un torneo superseries, no tuvo apenas opciones de victoria, pese a que llegó a la final sin haber perdido un solo set.