Gregg Popovich con su veteranía ha llevado al estrellato a San Antonio Spurs venciendo en el 5º partido de la final de NBA 2014 por 104-87 a Miami Heat, que sólo pudo robar un partido en la lucha por el anillo (4-1). Spoelstra este año pretendía conseguir su 3º título consecutivo, pero esta vez chocaron con unos Spurs que con su "Jogo bonito" en equipo ha barrido a su "Big three". De los Heat, LeBron James es el único que ha destacado como siempre, con cantidades de puntos estratoféricas, o Rashard Lewis, que ha sido el tirador de Miami en estos partidos. Sin embargo, Wade no estuvo a la altura, y Chalmers estaba mejor en el banquillo que en la cancha.


El hombre de la final de los Playoffs ha sido Kawhi Leonard, quien mejoró partido a partido: en los dos primeros encuentros no dio a hablar, con 9 puntos en cada uno, pero en el tercero y en el cuarto ya estaba de sobresaliente con 29 y 20 puntos respectivamente. En este 5º y definitivo partido, Leonard estuvo presente en los 48 minutos, logrando 22 puntos y 10 rebotes, convirtiéndose en el MVP de la final.


Para que los texanos consiguieran su 5º anillo, tuvieron que recuperarse de un primer cuarto penoso, donde Miami se puso con jugadas sencillas hasta +20 puntos. Sin embargo, los 36 minutos restantes fueron una exhibición baloncestística de los Spurs, claros merecedores del anillo este año.


1º CUARTO
Miami impidió en el arranque de partido que los Spurs estuviesen cómodos en la cancha. Parcial de 19-5 en los primeros 7 minutos de juego, LeBron James lo tenía fácil para anotar y sumó 12 puntos. La defensa texana era demasiado vulnerable. Hasta que "Manudona" apareció con un 2+1 seguido de un triple en la siguiente jugada, y desde ese momento, San Antonio volvió al encuentro. Y a base de triples y capturando todos los rebotes, fueron reduciendo distancias hasta llegar al final del cuarto con un 29-22 que podría haber sido más grave.


2º CUARTO

Tony Parker andaba desaparecido, con un 0 de 6 en sus tiros. Y la estrella Duncan también, hasta que pudo conseguir con 4 puntos consecutivos poner a los Spurs a 1: 35-34. Se cambió el aspecto del partido totalmente. Leonard, que era el que tiraba de San Antonio desde el comienzo, puso por delante en el marcado a los suyos por primera vez en este quinto choque, y sumaba 15 tantos hasta el momento. Ginobili se sumó a la fiesta de la remontada ante el "calor blanco" y llevaba un punto menos que su compañero Kawhi Leonard. 40-47 al descanso, un vaivén en el marcador en estos primeros 24 minutos.

3º CUARTO

El espectacular juego en equipo de los texanos llegó al partido y conseguían abrir aún más la brecha. Acabaron de hundir a Miami con cuatro triples seguidos entre Mills y Ginobili, que colocó el contundente +21 en el marcador. Spoelstra se llevaba las manos a la cabeza. Y aunque Parker no tenía su mejor noche ni de lejos, Patty Mills consiguió que nos olvidáramos del francés en estos 12 minutos estratosféricos. El partido de la final se convirtió en una exhibición texana en el AT&T Center.


4º CUARTO
En los primeros compases hubo un tímido intento de recuperación por parte del equipo de Miami, pero San Antonio supo responder con su agobiante defensa y sus soluciones rápidas en ataque, regresando a las buenas estadísticas el francés Parker. Hasta que se cumpliese el tiempo reglamentario, para los Spurs fue un paseo y manteniendo la concentración, pero para los Heat que estaban hundidos y con caras largas fue una humillación y durísima derrota. Su reinado parecía llegar a su fin.