Colombia sigue en racha en este Mundial de Brasil, y ya ha logrado su segunda victoria en la fase de grupos que le da matemáticamente el pase a octavos de final. Esta vez la víctima fue Costa de Marfil, quien perdió por 2-1 ante los hombres de Pekerman en el Estadio Nacional de Brasilia.


Fue un partido bastante entretenido pero los goles llegaron en la segunda parte. El primer gol llegó en una indecisión entre los centrales, que provocó un córner a favor de Colombia cuando se cumplían los 64 minutos de juego. En el saque de esquina colgado por uno de los hombres que están dando mucho de que hablar en este Mundial, Cuadrado, lo cabeceó James Rodríguez y el balón acabó en la red para colocar el 1-0. Solo 7 minutos después, James robó el balón a Dye para rematar el encuentro en una contra imparable: le pasó el esférico a Teo Gutiérrez y este hizo lo mismo a su vez con Quintero. Delante del portero, el joven jugador del Oporto no falló con la zurda.

Costa de Marfil reaccionó muy tarde y aunque Gervinho con una gran jugada individual que finalizaría en gol metiera el miedo en el cuerpo de los colombianos, los africanos no supieron aprovechar los 15 minutos restantes para lograr el empate.