Valencia Firebats llegó por primera vez a la LNFA Femenina, luchó en temporada regular, se metió en la final, jugó su mejor partido y acabó derrocando a las Barberà Rookies, defensoras del título que llevaban alargando una hegemonía durante tres temporadas. Las valencianas sorprendieron a todos y vencieron por 12-6 en la Woman Spanish Bowl, con su quarterback Alicia Miguel como máximo estandarte y a la postre MVP de la final.

Desde el minuto uno del partido se vio a unas Firebats con buenas sensaciones y que iban a por todas, sin miedo alguno. Y es que se jugaron un 4º down en su primer ataque donde la línea ofensiva supo aguantar para que Alicia Miguel conectara con Natalia #25 y entrasen en la redzone, tras anular rápido el primer drive de Rookies. Después, una buena gestión en las proximidades de la endzone conllevó que Ana Leal acabara corriendo para el primer touchdown de la final, aunque la conversión de dos fue incompleta.

La defensa de Firebats se convertiría en el gran monstruo de las catalanas. Siguió contundente en el segundo drive pero la ofensiva valenciana regalaría muy buena posición de campo al jugarse un 4&3 con carrera de la QB que no tuvo éxito, y Rookies inició su ataque por la yarda 30 del campo rival. Sin embargo, la defensa destacaba por encima de todo lo demás y ya en minutos del segundo cuarto, lograron dos fumbles casi de manera consecutiva por fallos en los handoffs a la running back de Barberà.

En un nuevo cuarto down, Firebats se la jugó, Victoria Sánchez recibió en mitad de campo y supo eludir placajes para correr hasta la endzone (12-0). Mientras tanto, la defensa de Valencia se siguió mostrando intratable ante unas Rookies que insistían con el juego terrestre pero sin éxito. Aún así, resistieron hasta el descanso y no permitieron que Firebats sumase más puntos.

Se hacía notar la ausencia de la quarterback titular de Rookies por lesión, Mónica Rafecas. En su lugar se encontraba una Natalia Roca que no logró rodar ningún ataque con facilidad pese a que contara con Alba Izquierdo y Sabrina Marques, la máxima anotadora de la temporada. Tuvo que encomendarse en el juego de carrera, pero este se vio atosigado por un espectacular front-seven liderado por Dolores Nsue.

Ya en el tercer cuarto, tras varios intercambios defensivos impidiendo ambas defensas que los ataques movieran cadenas con facilidad, Firebats terminó forzando un lanzamiento de Natalia Roca gracias a la presión desde la línea defensiva, y acabó en intercepción de Ana Díaz.

Fue un nuevo golpe peligroso para las Rookies, pero las campeonas se manifestaron para meterse en la final: Viviana Cardona realizó un largo pick six, y con el try de dos puntos sin convertir apretaban el marcador al 12-6.

Adentrados en el último cuarto, todo estaba por decidirse aún. Las valencianas se jugaron un 4&5 que no lograron alargar, pero los árbitros vieron interferencia en el pase con lo que consiguieron mantener vivo el drive. Aún así de nada sirvió, pues las de Marcelo Yaques recuperaron el balón gracias a un nuevo fumble.

Pero el ataque de Barberà continuó de forma estrepitosa, con varios balones sueltos y muchos fallos propios. El tiempo corría en contra de Rookies y no consiguieron acercarse en el campo para tratar de igualar el marcador, otorgando así el primer título a unas magníficas Firebats dirigidas por Manuel Ibáñez.