Magnus Futsal logró su tercera Copa Intercontinental de fútbol sala seguida (en 2017 no se disputó) al imponerse a Boca Juniors argentino en la tanda de penaltis (3-1) tras acabar la final, disputada en el Bangkok Arena, con empate a dos goles.

El cuadro paulista, que en semifinales se deshizo por la misma vía del Corinthians, suma así su noveno título y se confirma como el equipo más galardonado en este torneo. El propio Corinthians acabó en tercera posición, tras vencer por 4-2 al FC Barcelona Lassa.

Boca Juniors, sin embargo, planteó una dura lucha. Se adelantó dos veces por medio del paraguayo Rejala y de Kevin, en propia meta, pero Magnus sacó el gen de campeón y reaccionó en ambas ocasiones con tantos de Marinho y Leozinho, éste en el tramo final.

El equipo de Hernán Basile, que tocaba con los dedos el título, trató de rehacerse en la prórroga. En cambio ya no se movió el marcador y todo se jugó en los penaltis. Allí, los hombres de Ricardinho se mostraron más certeros. Marcaron Rodrigo, Danilo Baron y Eder Lima, y la parada de Lucas al tiro de Maina resultó definitiva. FUENTE