Después de que en la pasada temporada Asturias solo pudiera albergar una Liga Asturiana de Flag Football Mixta, sin competición femenina, este año han recuperado ambas competiciones. Y como lleva ocurriendo en las últimas temporadas, se tuvo a los mismos protagonistas, Gijón Norteños y Foxes 82, aunque no se lo pusieron nada fácil esta vez.

En la competición mixta, Norteños (6-2) sufrió dos derrotas durante la temporada regular, algo poco habitual en ellos. Oviedo Phoenix (4-4) consiguió rascarles una victoria por 39-34 y Gijón Mariners (5-3) también supo doblegarlos (40-32), un triunfo que significó prácticamente su pase a la final.

Oviedo Madbulls, después de presenciar dos finales consecutivas, se quedó sin luchar por el título tras un duelo vibrante ante Phoenix y que acabaron perdiendo por 49-48. Cantabria Bisons completó la clasificación en el quinto lugar (0-8).

En la final, Norteños tampoco tuvo un camino de rosas ante el alto nivel mostrado por los Mariners. Sin embargo, estos fallaron ligeramente en aspectos defensivos, lo que decantaría mínimamente la balanza a favor de los defensores del título.

Mariners en su último touchdown se la jugaron con un extra point de 2 para ganar, pero fallaron. Así, Norteños terminó venciendo por 45-44 para convertirse en pentacampeones de Asturias de forma seguida. David Marcos de Norteños fue el MVP del encuentro.

Foxes alzó su quinta y más complicada Asturbowl

La Liga Femenina tuvo a tres equipos contendientes. Además de Foxes 82 y Oviedo Phoenix, los habituales en representar a Asturias en competiciones de féminas, participó Llanera Vipers. Estas no pudieron clasificar a la final y acabaron terceras en la clasificación, con récord de 1-5. Eso sí, lograron llevarse una alegría ante las de Oviedo, a las que vencieron en una ocasión por 33-20. Destacar a su jugadora Lucía González, líder en anotaciones de la liga con 15 touchdowns en su haber y también de las mejores defensas, siendo la máxima en placajes de la competición (28).

Las Foxes (5-1) no empezaron con muy buen pie la temporada. Acusaron las numerosas bajas de sus jugadoras más incondicionales que esta temporada no pudieron formar parte de la plantilla, y sucumbieron por 24-19 ante Phoenix (3-3). No obstante, consiguieron asentar a las nuevas caras y a su nuevo equipo poco a poco. Así, fueron ganando todos sus partidos restantes, aunque no de forma abultada como nos tenían acostumbrados.

Tras la temporada regular, Foxes y Phoenix combatían nuevamente por un puesto en la Spanish Flag Bowl, y las de Gijón llevaron la voz cantante todo el duelo, yéndose 28-13 al descanso. Finalmente, el equipo de Oviedo no supo reponerse a la diferencia de puntos y el partido acabó 53-39 a favor de las Foxes. Las de Gijón sumaron una Asturbowl más a sus vitrinas, la quinta. Emma García resultó ser la mejor del encuentro.