El ránking CFP para los Playoffs del football universitario ya está decidido. Tras la semana de partidos de finales de conferencia, el comité de selección desveló a los cuatro equipos que jugarán las eliminatorias en busca del título. Como ya dijimos la semana pasada, por primera vez en la historia Alabama no estará, y en su lugar lo harán LSU como mejor universidad del país, Ohio State, Clemson y Oklahoma. Los Sooners confirmaron la ascensión de las últimas semanas hasta colarse entre los cuatro primeros.

A priori, Utah era el equipo que tenía las de ganar. Subieron al quinto puesto en la pasada jornada y se jugaban en un duelo interesante con Oregon el título de la PAC-12. Pero fueron los Ducks los que alzaron la conferencia por 12ª ocasión, ganando por 15-37.

El QB de los Utes Tyler Huntley se quedó en 193 yardas de pase y recibió 2 intercepciones, y el RB Zack Moss no pudo aportar ningún touchdown. Por su parte, Justin Herbert estuvo más certero (14/26 para también 193 yardas) y el corredor CJ Verdell se fue hasta las 208 yardas de carrera y consiguió tres anotaciones. Así, Oregon saltó desde la 13ª hasta la 6ª posición definitiva del ránking CFP y disputará la prestigiosa Rose Bowl contra Wisconsin. Utah descendió al 11º puesto y se tendrán que "conformar" con la Alamo Bowl frente a Texas.

Utah y Georgia cayó, y Oklahoma se benefició al ganar a Baylor

El partido que significaba tener la llave para ver a un equipo diferente en Playoffs a los de las últimas semanas era el duelo por la SEC. LSU se confirmó como el mejor equipo del año con otra exhibición de Joe Burrow (349 yardas, 28/38 y 4 pases de touchdown) ante una de las mejores defensas de la competición. Georgia no pudo hacer nada y sucumbieron por 10-37, cayéndose finalmente del Top-4 del CFP.

Los Bulldogs apenas pisaron la redzone y su juego terrestre se quedó solo en 61 yardas. Además, Jake Fromm sufrió dos intercepciones del espectacular CB Derek Stingley Jr. A parte de Burrow, que batió el record de pases de touchdown de la SEC (48 y solo 6 intercepciones en la temporada), destacaron dos receptores. Justin Jefferson hizo 115 yardas y una anotación en 7 recepciones, mientras que Terrace Marshall Jr. pisó dos veces la endzone y recibió 89 yardas. Finalmente Georgia estará en año nuevo, pero disputando una muy interesante Sugar Bowl frente a Baylor.

Esta victoria y quinto título de conferencia para LSU favoreció directamente a Oklahoma. Estos serán su próximo rival en las semifinales de los College Football Playoffs, en la Peach Bowl. Los Sooners eran sextos la semana pasada y, si tropezaba Utah, el campeón de la BIG12 tendría todas las papeletas para quedarse con el cuarto puesto.

Y Oklahoma venció a Baylor para alzar por quinto año seguido la conferencia en un encuentro vibrante que llegó a la prórroga (30-23). Los Bears tuvieron que jugar con hasta tres quarterbacks diferentes por lesión, principalmente, de su titular Charlie Brewer. Gerry Bohanon (4/15, 56 yardas) y Jacob Zeno (2/6, 159 yardas) tuvieron que entrar en acción, y supieron mantener el pulso a los Sooners hasta el final.

La defensa de Oklahoma estuvo muy firme conteniendo el juego terrestre a solo 1'2 yardas por acarreo para un total horrible de 35 yardas. Jalen Hurts tuvo 287 yardas, el WR CeeDee Lamb logró hasta 173 yardas pero ningún touchdown, y la anotación definitiva en el tiempo extra la consiguió Rhamondre Stevenson con una carrera de 5 yardas. La defensa paró a Baylor en su intento y valió para meterse en las próximas semifinales por el título de la NCAA.

La Fiesta Bowl se la disputarán Ohio State y Clemson

Las otras dos universidades que disputarán la Fiesta Bowl, la otra semifinal, no fueron sorprendidos. Clemson barrió a Virginia por 62-17 y consiguieron la ACC por quinta temporada consecutiva. Sin embargo, Ohio State descendió a la segunda posición de ránking CFP. Y es que, aunque acabaron llevándose su tercera Big Ten seguida, tuvieron que remontar a Wisconsin para acabar ganando por 34-21.

Los Buckeyes tuvieron que doblegar un adverso 21-7 al descanso, pues la defensa de los Badgers salió al campo muy motivada y acabó de hecho con 5 sacks de cinco jugadores diferentes. Jonathan Taylor hizo 148 yardas y un touchdown, mientras que su QB Jack Coan protagonizó las otras dos anotaciones, también por tierra. Finalmente, el tándem Justin Fields (299 yardas de pase y 3 lanzamientos de touchdown) y J.K. Dobbins (172 yardas con 1 anotación) dieron la vuelta al marcador en la segunda parte para evitar un susto mayor.

Será interesante ver en la Fiesta Bowl a la mejor línea defensiva de la liga, la de Ohio State, ante la mejor ofensiva, la de Clemson. Una vez más allanaron el camino de su running back Travis Etienne, quien acaba la temporada con una media de 8'2 yardas por jugada (1500 en total y 17 TDs). Además, el mediático Trevor Lawrence dio en el duelo ante Virginia 302 yardas de pase en solo 16 lanzamientos, cuatro de ellos hacia la endzone. Tee Higgins fue de nuevo el destino favorito, con 9 catchs para 182 yardas y 3 anotaciones ante unos Cavaliers que no pudieron hacer nada. Pero su buena temporada (24º, 9-4), les llevará a disputar otra NY6 Bowl, contra Florida en la Orange Bowl.

Group of 5: Memphis el mejor en el ránking CFP

Una vez acontecido lo ocurrido en las finales de las conferencias Power-5, pasemos ahora al Group of Five de las otras conferencias de la División I de la NCAA. Y el mejor parado fue Memphis. Volvió a ganar a Cincinnati (24-29) por segunda jornada seguida y se consagraron nuevos campeones de la AAC, tomando el relevo de UCF.

Los Tigers, liderados por Brady White (253 yardas de pase) y sobretodo por su RB Antonio Gibson (130 yardas y 1 TD), se mantuvieron en el 17º puesto del ránking CFP. Con ello, es la universidad del Group of Five mejor rankeada y, por lo tanto, clasificó para disputar una de las seis bowls de año nuevo. Específicamente para la Cotton Bowl, donde tendrán un duro rival como Penn State (10º, 10-2) que coqueteó con los Playoffs varias semanas.

La conferencia USA fue para Florida Atlantic. Los Owls no tuvieron piedad ante los defensores de título, UAB (49-6), y lograron su segundo entorchado en los últimos tres años. Cuatro receptores diferentes tuvieron pase de touchdown de Chris Robinson, y el juego de carrera logró casi 300 yardas entre 9 jugadores distintos. Los Owls disputarán la Boca Raton Bowl ante SMU, y los Blazers le disputarán la New Orleans Bowl a los campeones de la Sun Belt.

Esos fueron una vez más los Appalachian State Mountaineers por cuarto curso seguido. Aunque el marcador aparenta un encuentro ajustado (45-38), realmente los Louisiana Ragin Cajuns no tuvieron serias opciones de llevarse el duelo. 42-24 eran los puntos antes del último cuarto. Levi Lewis y compañía siguieron teniendo fe en la remontada anotando dos touchdowns, pero ya sin tiempo suficiente. A Zac Thomas solo le bastó completar 9 pases, dos de ellos a la endzone para Darrynton Evans, pues el juego terrestre de los Mountaineers hizo el resto.

¡En dos semanas comienzan los Bowl Games!

Pasando a la Mountain West, Boise State (19º, 12-1) dominó a Hawaii y recuperó la conferencia que cedieron el año pasado. Vencieron por 10-31 con Jaylon Henderson anotando vía aérea y terrestre. Los Broncos disputarán Las Vegas Bowl contra Washington, mientras que los Rainbow Warriors defenderán la Hawai'i Bowl ante BYU.

Por último, la Mid-American Conference regresó 9 años después a las manos de Miami (OH). Los RedHawks derrotaron por 26-21 a Central Michigan y consiguieron su tercer título. El kicker Sam Sloman aprovechó cada oportunidad que tuvo y convirtió 4 field goals y 2 puntos extras para hacer más de la mitad de los puntos de su equipo. Por el lado de los Chippewas destacó Tommy Lazzaro con dos anotaciones terrestres.

Miami se enfrentará ante los finalistas de la Sun Belt, Louisiana, en la LandingTree Bowl. Mientras, Central Michigan se batirá en duelo ante San Diego State por la New Mexico Bowl. Mencionar a los incondicionales de Alabama, que ante su primera no presencia en Playoffs y acabar 13º del ránking CFP, protagonizarán un encuentro muy interesante ante Michigan (14º, 9-3) por la Citrus Bowl.

De esta manera, la temporada regular del football universitario ha llegado a su fin, a falta únicamente del clásico duelo entre Army y Navy del próximo fin de semana. Y desde el 20 de diciembre hasta que el 13 de enero se dispute la final del CFP, disfrutaremos de las bowls más prestigiosas del año. El calendario de bowls lo podéis ver aquí.