FÚTBOL AMERICANO - Los mejores Quarterbacks del próximo NFL Draft 2020 - Historia Deportiva

Reciente...

📖Mis Artículos 🏈ASH Football 🏀Tiempo Muerto NBA 🏒NHL Vavel
HISTORIA DEPORTIVA

9 de abril de 2020

FÚTBOL AMERICANO - Los mejores Quarterbacks del próximo NFL Draft 2020

Se acerca el Draft de la NFL y, tras la Combine, ya estamos de lleno entre los movimientos con los que las franquicias buscarán poner a punto sus equipos para la próxima temporada. Por ello, vamos a informaros desde ASH sobre los mejores jugadores por posición que podrán salir en la lotería del Draft. Recordamos que tendrá lugar el 23-25 de abril en Las Vegas. Y continuamos con los jugadores que se desempeñan como quarterbacks (QB), donde tenemos a sin duda a dos de los mejores jugadores de toda la clase, Burrow y Tagovailoa:

Joe Burrow - LSU

El QB del que todos hablan, campeón de la NCAA y líder de unos Tigers que cerraron la temporada imbatidos. Y lo hicieron a pesar de cruzarse en regular season con siete de los diez mejores programas universitarios del año, como Auburn, Alabama, Georgia, Oklahoma o Clemson.

Burrow hizo historia convirtiéndose en el quarterback más preciso de todo el college football, acabando con un 76'3% de lanzamientos completados en toda la temporada, y una media de más de 10 yardas por pase. Batió numerosos récords de la competición y por supuesto de su conferencia, la SEC. Se fue hasta las 5671 yardas completadas y 60 pases de touchdown, con solo 6 intercepciones, para afianzarse con el Heisman Trophy de manera indiscutible. También ganó 368 yardas en carreras e irrumpió en 5 ocasiones en la endzone.

Su mejor característica es evidente que es su tremenda precisión. Se desenvuelve en el pocket con una increíble facilidad, aprovechando su movilidad para alargar las jugadas sin dejar de mantener la vista en el campo. Incluso cuando no tiene pase seguro, es capaz de ganar él mismo los primeros downs, realizando buenos spins además. Contrarresta que no tenga un brazo fuera de serie con su enorme inteligencia y competitividad.

La final fue el único partido en el que completó menos del 70% de sus pases, pero repartió hasta 521 yardas, 6 TD y ninguna pérdida de balón frente a Clemson. Se confirmaba como principal candidato y apuesta segura en el número 1 de este Draft.

Tua Tagovailoa - Alabama

Apuntaba a ser el líder irrefutable en este 2020 desde el National Championship que protagonizó en 2018 saliendo como suplente y remontando en la segunda parte. Se confirmó en el siguiente curso como posiblemente el mejor quarterback de la historia de los Crimson Tide (3966 yardas con un 69% de efectividad, 43 pases de touchdown y 6 intercepciones).

Pero tuvo una severa lesión de cadera en los últimos compases de la reciente temporada. Aunque en los primeros días de la fractura que sufrió todo hacía indicar casi la despedida de su carrera profesional, los informes médicos han ido reportando que la recuperación iba lo mejor posible y el propio Tua se ha manifestado recientemente estar ya a su 100%. Sin embargo, la epidemia del coronavirus le ha impedido mostrar dicha progresión a los equipos NFL.

También fue de los más precisos del curso 2019 (71'4%) y repartió 2840 yardas, 33 touchdowns y 3 intercepciones, con 3 anotaciones más de carrera. Brilló con el pocket limpio como el que más de todo el college (156/205 intentos para 2470 yardas, 29 pases de TD y una única intercepción), gracias a su tranquilidad para lanzar, su seguridad con el balón y las buenas decisiones que toma sobre el campo.

Y por supuesto, al ser un quarterback móvil que sabe buscar muy bien los bloqueos, también destacó cuando fue presionado, completando casi el 50% de sus pases y regalando solo 2 intercepciones. Estando sano, es capaz de zafarse de las trincheras rápidamente, tiene un tremendo brazo y una alta precisión.

A veces parece que danza en el pocket, y aún así, tiene capacidad para lanzar en movimiento sin mayor problema, con la misma fuerza y precisión que cuando pasa sin ser presionado.

Justin Herbert - Oregon

El quarterback de los Ducks tampoco es una opción peligrosa de seleccionar entre los diez primeros picks del Draft. Aunque debería ser más consistente, tiene una combinación de características físicas que lo convierten en un más que posible QB titular de la NFL. Debe mejorar su visión en el campo.

Cuenta con tamaño, un fuerte brazo, preciso y con movilidad, teniendo más de 150 yardas de carrera en cada una de sus tres primeras temporadas. En 2019 completó el 67% de sus lanzamientos, para 3471 yardas, 32 touchdowns y 6 intercepciones, con 4 anotaciones de carrera. Sus estadísticas podrían haber sido mejor de no ser por los 32 drops que tuvieron sus receptores en balones fácilmente atrapables.

Supo mantenerse firme cuando lo presionaban, gracias a su movilidad adicional que le permite dar otra dimensión a su juego. Y pasando tranquilo, sin presión, fue de los mejores del país, completando el 71'3% de sus pases en pocket limpio, para 2884 yardas y 28 de sus pases de touchdown. Ganador del académico Trofeo William V. Campbell, supo aprovechar la Senior Bowl y la Combine para impulsar su status en esta Draft.

Jordan Love - Utah State

La incertidumbre del Draft 2020 ejemplificada. Si las proyecciones se confirman, Love podría ser un quarterback de garantía para la NFL, pero eso, tienen que confirmarse. Puede ser drafteado en la primera ronda como bajar a rondas mucho más inferiores.

Y es que en la temporada 2018 se salió con 3567 yardas (64%), 32 touchdowns y solo 6 intercepciones. Sin embargo, el pasado curso eclipsó estos números. Completó el 62% de sus pases para 3402 yardas y 20 pases de touchdown, pero lanzó hasta 17 turnovers...

Aunque podría achacar esta regresión al cambio de entrenador y de la mayoría de los jugadores titulares ofensivos en los Aggies, eso no oculta que tuvo muchos lanzamientos precipitados y que su visión de juego no es de las mejores, centrándose demasiado en el objetivo principal de cada jugada. No obstante, Love tiene un potente brazo que le hace ser experto en completar pases profundos, es muy atlético y realizó un buen trabajo en la Combine. También tiene un buen desarrollo en sus movimientos en el pocket.

Jacob Eason - Washington

Solo ha tenido dos temporadas completas como titular ya que fue transferido de Georgia (2016) a los Huskies. Su inexperiencia le hace tener muchas cosas a mejorar, como que debe darle más aire al balón en algunos lanzamientos, dar pases más suaves y atrapables en campo corto y trabajar sus movimientos en el pocket, ya que puede ser demasiado estático.

Sin embargo, cuenta con un tamaño ideal, un potentísimo y confiable brazo y un buen lanzamiento preciso que le lleva a destacar en balones completados en ventanas estrechas. Durante 2019 completó el 64%, con 3132 yardas, 23 touchdowns y 8 intercepciones.

Su escasa movilidad e imprecisión lanzando en movimiento, entre otras cosas, podría hacerle bajar de rondas. Pero también su consistencia podría dar la confianza a algunas de las franquicias en los dos primeros días del Draft.

Jalen Hurts - Oklahoma

Lanzar y correr puede ser la moda de los nuevos quarterbacks en la NFL, y uno más podría ser Jalen Hurts. Sin embargo, su desempeño profesional está en duda. No se sabe si alguien arriesgará sus picks más altos o incluso algunos dicen que podría ser un QB de backup de gran producción, al más puro estilo Taysom Hill.

Era titular indiscutible en Alabama hasta que irrumpió Tagovailoa y le quitó el puesto durante 2018, lo que le llevó a trasladarse a los Sooners en su última temporada donde fue uno de los primeros contendientes al Heisman Trophy. Su tremenda movilidad y velocidad y su precisión en los lanzamientos intentan hacer olvidar que no posee una gran visión de juego y que a veces se precipita para romper a correr y no pasar.

Según las calificaciones generales fue el segundo mejor QB del año, y el cuarto con mejores desempeños desde el pocket limpio. Y es que si ya tuvo buenos números en 2016 y 2017 siendo titular en Alabama, hizo sus máximos en 2019, con 3851 yardas de pase, 32 lanzamientos para touchdown y 8 intercepciones, con una precisión del 69'7%. Asimismo, la mitad de los lanzamientos que hizo de más de 20 yardas los completó (33/66), con un índice de pasador de 116'5 (1234 yardas y 10 TDs).

Además de ser un gran lanzador, es un experto corredor. En sus tres temporadas de titular ha ido más allá de las 850 yardas, y en 2019 se fue hasta las 1422 yardas y 20 touchdowns terrestres, con 61 primeros downs incluidos y hasta 47 placajes rotos. Todo esto lo posicionaron como el mejor quarterback corriendo de la temporada.

Jake Fromm - Georgia

El juego de los Bulldogs quizás no haya hecho que Jake Fromm pueda brillar a su máximo esplendor e incluso reciba el apodo de "Game Manager". No lanzó demasiados pases profundos, no tiene mucha movilidad, apenas gana yardas corriendo y ha sido muy irregular, capaz de lo mejor y a veces de lo peor.

Aún así tiene brazo, es eficiente y consistente sabiendo pasar eludiendo a las secundarias, gestiona como ninguno los partidos, toma buenas decisiones y es rápido y preciso. Completó el 60'8% y repartió 2860 yardas, 24 touchdowns y 5 intercepciones durante la temporada 2019. En sus tres años ha dado más de 2600 yardas y al menos 24 pases convertidos en anotación.

Además, estuvo entre los 20 mejores QBs en lanzamientos de al menos 10 yardas, con solo 5 pases que estuvieron cerca de ser interceptados (turnover-worthy passes), la segunda calificación más alta en la temporada. También ocupó el puesto número 15 del país con 24 "big-time throws", siendo el 12º con menor lanzamientos posibles de ser interceptados en estas largas jugadas.
Al margen de estas siete estrellas, hay muchos quarterbacks más que podéis tener en la cabeza y que pueden salir en el Draft. Entre ellos, podemos nombrar a Tyler Huntley (Utah), Nate Stanley (Iowa), Anthony Gordon (Washington State), Shea Patterson (Michigan), Bryce Perkins (Virginia), James Morgan (FIU), Steven Montez (Colorado), Brian Lewerke (Michigan State), Cole McDonald (Hawaii), Jake Luton (Oregon State), Kevin Davidson (Princeton), Kelly Bryant (Missouri), Mason Fine (North Texas), Khalil Tate (Arizona), Riley Neal (Vanderbilt), Blake Barnett (South Florida), Elijah Sindelar (Purdue) o Nathan Rourke (Ohio).