Desde que el Igualada alzase la OK Liga en 1997, el Barça había dominado el hockey patines español hasta ayer. Trece títulos consecutivos que se cortaron con el empate en Reus (2-2) que deja a los azulgrana sin opciones de ser campeones.

A falta de dos jornadas para que finalice el campeonato (ya no hay playoffs), el Tecnol Reus, líder con 58 puntos, y el Liceo A Coruña, segundo con 55 pero con un partido menos, son los únicos aspirantes al título. El Barça es el tercero, con 51 puntos.

El choque estuvo cargado de tensión y finalizó con tángana entre dos equipos que rivalizan desde los inicios del hockey patines. Por el Barça marcaron Adroher y Borregán, pero Marín neutralizó el duelo con dos bellos tantos, que acabaron con el dominio culé.