Tras la anulación del combate del pasado 19 de marzo por la escandalosa decisión de los jueces, Loli Muñoz volvió a Uruguay para disputar el cetro mundial de los súper ligeros ante Chris Namús.



La catalana luchó hasta lo indecible pero cayó por puntos ante la uruguaya, que incluso se fue a la lona en el sexto asalto pero al final terminó recuperándose.

Dos de los jueces dieron por vencedora a Namús (98-95 y 99-95) y uno de ellos apostó por Muñoz (96-98). La decisión, muy apretada, permitió que la uruguya se impusiera en una velada que fue denominada 'Vox populi, vox dei'.