El alemán Sebastian Vettel (Red Bull) ganó con enorme autoridad el Gran Premio de Japón, la decimoquinta prueba del Mundial de Fórmula Uno, en el que se ha situado a sólo cuatro puntos del líder, el español Fernando Alonso (Ferrari), que abandonó tras accidentarse en la primera curva.

Vettel, que el sábado había firmado su trigésima cuarta 'pole' -la tercera mejor marca de todos los tiempos, por detrás de las del alemán Michael Schumacher (68) y del brasileño Ayrton Senna (65)- arrancó desde un primer puesto que nunca cedió hasta meta, en una carrera en la que, además, marcó la vuelta rápida, anotándose el segundo "Grand Chelem" de su carrera, después del conseguido el año pasado en Nueva Delhi (India).

El campeón de Heppenheim logró su tercer éxito del año, después de los conseguidos en Bahrein y, hace dos fines de semana, en Singapur. El tercero -en cuatro años- en Japón, con el que igualó al mítico Juan Manuel Fangio, quíntuple campeón mundial, que con sus 24 victorias aún detenta para Argentina la novena mejor marca histórica en ese apartado.



Vettel, que ganó por delante del brasileño Felipe Massa (Ferrari) y del japonés Kamui Kobayashi (Sauber), se colocó a sólo cuatro de los 194 puntos con los que Alonso sigue liderando el campeonato, después de un Gran Premio en el que la mala suerte se cebó con el doble campeón mundial asturiano.