La Clásica San Sebastián 2012, más que por la victoria de Luis León Sánchez, será recordada por ser la última carrera disputada por uno de los mejores corredores de los últimos tiempos, el kazajo Alexander Vinokourov. El corredor de Astana, reciente ganador de la medalla de oro en la carrera en línea de los Juegos Olímpicos de Londres, eligió San Sebastián para cerrar una carrera profesional de más de 14 años en la que ha ganado todo tipo de carreras. Destacan el oro de Londres, etapas en el Tour, la Vuelta a España de 2006 y las dos victorias en la Lieja Bastogne Lieja, entre otros triunfos. Indomable encima de la bicicleta, valiente como ninguno, su carácter como corredor ha sido lo más parecido a la de un guerrero. Un luchador de Asia Central.

Organizaciones Ciclistas Euskadi le rindió un homenaje antes de la salida y después en meta. Fue sin duda la gran estrella y más expectación levantó entre el público que no paró de agasajarle y aplaudirle. Vinokourov solo tuvo palabras de elogio.

«Estoy muy agradecido y contento de que la última carrera que haya corrido en de profesional sea en San Sebastián. Ha sido mi última carrera y he venido a disfrutar. He intentado estar luchando por ganar, tenía muchas ganas y también mi equipo, pero no tenía las piernas de Londres. A pesar de ello he disfrutado al máximo de mis últimos kilómetros».



Y lo hizo además con los aros de los Juegos Olímpicos en su maillot.

El ya exciclista, de 39 años, pasará a ser director deportivo del equipo en el disputó sus últimas temporadas, el Astana, según anunció Kaletaes Darkhan, director general del patrocinador del equipo.