El francés Sebastien Loeb se proclamó hoy campeón mundial por novena vez en su carrera al ganar el Rally de Francia.

El piloto de Citroen consiguió el título de forma anticipada precisamente en su ciudad natal, Haguenau, en Alsacia, donde festejó además su victoria número 75 en una prueba puntuable para el Mundial.

Su triunfo en Francia es la octava victoria de Loeb en 2012. A falta de dos carreras para el final del campeonato, el equipo Citroen se aseguró también su octavo título de constructores.



Tras 22 pruebas especiales, Loeb ganó con 15,4 segundos de ventaja sobre el finlandés Jari-Matti Latvala, en Ford Fiesta. Tercero fue el también finlandés Mikko Hirvonen, al volante del segundo Citroen.