-ATP 500 de Valencia: David Ferrer acaba tirado en el suelo tras ganar 6-1, 3-6 y 6-4 a Alexadr Dolgopolov la final del torneo de Valencia. Sus gestos, esos breves segundos rodeados de espasmos, reflejan que eso no es una cosa cualquiera: el título supone que el alicantino empate con el suizo Roger Federer como el tenista que más trofeos ha ganado en 2012 (6), le catapulta de cara a la Copa de Maestros (5-12 de noviembre) y gradúa la mejor temporada de su vida (67 victorias y 14 derrotas) con un triunfo conseguido en circunstancias excepcionales para el tenis español (pista dura bajo techo).

Dolgopolov mareó a Ferrer con su tenis inexplicable. Fue un partido entre el día y la noche, un duelo de agudos contrastes. Ahí donde el ucraniano es pura inspiración, el español es concienzudo método.

-Torneo de Basilea: Juan Martin del Potro, derrotado por Roger Federer en sus seis enfrentamientos anteriores este año, se tomó la revancha el domingo ganando al número uno del mundo en una memorable final del torneo de Basilea.

Dos de los tres sets acabaron en el 'tiebreaks' y el argentino acabó llevándose la victoria por 6-4 6-7 7-6, su segundo triunfo en un torneo en dos semanas tras su victoria reciente en Viena. Ambos tenistas se encontraban por primera vez tras la épica semifinal de los Juegos de Londres que ganó Federer.

-Copa de Maestras: La estadounidense Serena Williams, número tres del mundo, ganó este domingo en Estambul por tercera vez en su carrera el Másters de la WTA, al imponerse en la final a la rusa Maria Sharapova (número dos), en dos sets por 6-4, 6-3. Williams, de 31 años, había ganado esta competición anteriormente en dos ocasiones (2001 y 1999).

Es su cuarto título 'grande' de esta temporada tras haberse impuesto en Wimbledon, US Open y los Juegos Olímpicos (además de Madrid, Charleston y Stanford). Esta victoria supone la confirmación de que la menor de las hermanas Williams, tercera del ránking, es la mejor jugadora del mundo, a pesar de que la bielorrusa Victoria Azarenka es la que ocupa el número uno de la WTA debido a la gran regularidad mostrada esta temporada.