Fabio Fognini salvó tres bolas de partido y se convirtió en el primer italiano en ganar el torneo de Hamburgo al derrotar en la final al argentino Federico Delbonis, por 4-6, 7-6 (8 ) y 6-2. Fognini aparecerá mañana en el puesto 19 del mundo, mientras que Delbonis saltará del 114 al 62.


Todo parecía a favor de Delbonis que de haber ganado hoy habría cerrado una semana fantástica tras salir de la fase previa, salvar dos bolas de partido contra el español Fernando Verdasco en cuartos de final, y convertirse en el verdugo del suizo Roger Federer en semifinales. Pero en la primera final ATP de su carrera, al zurdo le faltó el momento mágico de la definición. Lo tuvo en la primera bola de partido que dispuso en el desempate, donde actuó valiente y colocó un saque abierto muy angulado. Pero su volea de revés se estrelló en la cinta, tras un buen resto del transalpino. Falló hasta tres grandes oportunidades el argentino de 22 años, y Fognini se alzó con ese parcial después de haber deambulado en la cuerda floja tras perder los papeles en ese set tras una discusión con el juez de silla, de la que salió con una advertencia, y con un 4-1 adverso.

Entonces, el argentino acariciaba la idea de convertirse en el cuarto de esta nacionalidad en ganar el título en Hamburgo, pero el discípulo del español José Perlas reordenó de nuevo su juego, con el que había ganado hasta hoy nueve partidos consecutivos, con título incluido en Stuttgart la semana pasada, y su experiencia después de tres finales disputadas hizo el resto. El tercer set fue un paseo para Fognini, mejor físicamente que su rival, y el italiano se hizo con el segundo título de su carrera en dos horas y 27 minutos.