MOTO GP-Marc Márquez ha logradro proclamarse campeón del mundo con tan solo 20 años y se ha convertido en el más joven en hacerse con el título, además de ser el segundo que consigue ser campeón como rookie, tras Spencer. En el Gran Premio de Valencia venció Lorenzo por delante de las dos Hondas, pero no le sirvió para poder revalidar el título, ya que necesitaba que Márquez acabase 5º.



En la salida de la carrera, el mallorquí según lo previsto salió lanzado y el futuro campeón que salía desde la pole bajó al 3º puesto, Pedrosa había pasado a su compañero de equipo. Pero Márquez no se podía relajar, Rossi y Bautista se mantuvieron detrás de él aguantando el tirón. La disputa entre Dani y Jorge comenzó en la vuelta 2. Pedrosa lo intentaba una y otra vez, pero la defensa de Lorenzo era espectacular. Parecía que la estrategia del mallorquí de ralentizar la carrera daba su fruto.

Sin embargo, a 21 vueltas, tanto riesgo en los adelantamientos entre ambos provocó que Pedrosa se pasara de frenada al igual que Lorenzo, llegando a tocarse, y poniéndose así Marc líder mientras que Dani descendía al 5º puesto. Mientras tanto, Crutchlow tuvo una caída y no se pudo despedirse bien de su equipo. El próximo año correrá en Ducati.

Pero poco duró el liderato de Marc, pues Jorge lo adelantó y para no arriesgar "el niño"no se opuso demasiado. Rossi y Bautista no se descolgaban, pese a que perdieron posiciones en beneficio de Dani que recuperó el podio. A partir de ahí Lorenzo empezó a abrir hueco, y las distancias entre los hombres de cabeza se mantuvieron hasta el final en beneficio de Márquez. El único que quería pelear por escalar posiciones era Pedrosa, consiguiendo adelantar a su compañero de equipo para acabar segundo. Pudo peligrar el mundial en el adelantamiento, pero corrigió muy bien Márquez que le había permitido la posición, levantándole la mano indicando que dejaba pasarse.

El mundial ha acabado con 334 puntos para Marc, que muestra así el gran año que ha hecho en la categoría reina pese a la peligrosa caída que tuvo en Australia, y aunque Lorenzo también ha hecho una gran temporada, no ha podido con el rookie de año.

MOTO 2-La carrera de Moto2 en Cheste no tenía el aliciente de Moto3 y MotoGP ya que Pol Espargaró ya era campeón del mundo desde Japón. Sin embargo, la categoría intermedia siempre es emocionante y en el Circuito Ricardo Tormo la parrilla nos ha regalado una bonita carrera para poner fin a la temporada 2013.

Pol Espargaró, con un espectacular casco que celebra su título de campeón del mundo de Moto2 2013, salió desde la pole y se escapó rápidamente. Parecía que nadie podía darle caza, pero el pupilo de Sito Pons, que el año que viene salta a MotoGP, se fue al suelo perdiendo la posibilidad de ganar en su última carrera en Moto2. A partir de ahí, Nico Terol fue el dominador absoluto de la carrera escapándose y siendo inalcanzable. Poco a poco, Simone Corsi fue perdiendo la rueda de Terol y, a su vez, Jordi Torres le dio caza y le superó para completar el doblete español en Valencia. El tercer escalón acabó siendo para Johann Zarco después de entrar con el mismo tiempo en paralelo con Simone Corsi. La photo finish desvela que era el francés Zarco quien tenía que entrar en el podio.

MOTO 3-El Mundial de Moto3 se merecía un desenlace como el vivido en Valencia, con emoción hasta la última curva, en la que Maverick Viñales fue más listo que Álex Rins y se hizo con el campeonato de forma épica, emergiendo en el momento decisivo. Antes, el guión obedeció a lo que se esperaba de una carrera con la trascendencia de ésta, y los tres pilotos candidatos pronto se pusieron en cabeza, aunque a Rins le costó un poco más porque se encontró con Folger por delante. Pronto subsanó el contratiempo pero el grupo era de cinco, con los cuatro mencionados y Miller. Viñales tiraba y Salom le sobrepasaba en un par de ocasiones, mientras que Rins tenía un pequeño susto que le hizo tomarse las cosas con más calma y realizar una carrera en negativo, siendo el más tranquilo y quien más dosificó sus neumáticos.

A diez para el final, Rins decidía que era su momento y pasaba al ataque. El tirón fue suficiente para eliminar a Salom, que se iba por los suelos y ya sólo le quedaba soñar con un desenlace catastrófico en el que ni Rins y Viñales puntuasen. Por delante, Maverick volvía a ponerse en cabeza, pero de forma efímera, iniciando un intercambio de pasadas entre ambos. Mientras, Folger y Miller seguían ahí, a la expectativa y sin animarse a intervenir. Miller era el segundo en caer eliminado, y Folger se quedaba como comparsa de una lucha mano a mano por el Mundial.


A tres del final atacaba de nuevo Rins, y le cerraba la puerta a Viñales en dos ocasiones consecutivas. Maverick se encontraba, además, con el intento de Folger de rebasarlo. Viñales se rebeló, se quitó de encima al alemán y se enzarzó de nuevo con Rins en un mano a mano que lo decidiría todo. Fue así hasta la última vuelta, hasta la última curva. Viñales entraba por delante de Rins, que cogía el interior algo colado. Tras un ligero toque, Maverick fue más inteligente, frenó y dejó que Álex se fuera un poco largo, para poder él empezar a acelerar antes. Rins, sin agarre, perdió unas milésimas determinantes, que le harían perder la segunda plaza en beneficio de Folger, y lo que es más importante, el Mundial en manos de Maverick Viñales, que apareció en el momento justo para proclamarse campeón del mundo de Moto 3.