CRÓNICA: 

La competición ccomenzó con el trampolín normal donde el alemán Eric Frenzel se proclamó campeón olímpico marcando 23:50.2 en la carrera de 10 kilómetros. La plata fue para el japonés Akito Watabe (23:54.4) y el bronce, para el noruego Magnus Krog (23:58.3). Gracias a la victoria de Frenzel, Alemania arrebató a Noruega el liderato del medallero en Sochi 2014.

Seis días después se competía en el trampolín grande donde los noruegos consiguieron un doblete: el metal dorado fue para Joergen Graabak, secundado por su compañero Magnus Hovdal Moan, en una prueba que fue un duelo entre Noruega y Alemania, que se tuvo que conformar con el bronce en la figura de Fabian Riessle.

Por último, en la competición por equipos, Noruega le volvió a ganar el pulso a los alemanes por solo 0.3 décimas. Los escandinavos fueron capaces de remontar los 25 segundos que había perdido en la prueba de salto y la carrera se definió en una larga batalla táctica entre los tres mejores equipos, agrupados durante toda la prueba.