CRÓNICA:

La selección de Canadá se colgó la última medalla de oro de los Juegos Olímpicos de Sochi 2014 al vencer en la final por un claro 0-3 a una Suecia que en ningún momento tuvo opción de victoria. Jonathan Toews fue el autor del primer gol a los 12.55 minutos de partido, mientras que Sidney Crosby anotó el segundo gol, el de la tranquilidad a los 35:43, ya en el segundo periodo. El 0-3 definitivo fue obra de Chris Kunitz, que a falta de diez minutos rubricó el oro canadiense. La última vez que una selección nacional revalidó el título olímpico de hockey masculino fue en Calgary'88, en donde la Unión Soviética defendió con éxito el oro que había ganado cuatro años atrás Sarajevo'84.


Los rusos decepcionaron cayendo claramente en cuartos de final ante Finlandia, y en categoría femenina también fueron derrotados en la fase de Playoffs ante Suiza por 2-0.

Otro fraude fueron los estadounidenses, que tras caer en semifinales ante Canadá fueron goleados por Finlandia en la lucha por el bronce.

Las chicas siguen imparables y se hicieron con su cuarto oro consecutivo, y lo consiguieron derrotando a la gran rival de nuevo en la prórroga. Tras dos primeros períodos marcados por la igualdad y en los que ninguno de los dos equipos fueron capaces de perforar la meta contraria, Meghan Duggan abrió el marcador en el minuto 32, y Alex Carpenter abrió brecha con un 2-0, y las estadounidenses ganaban a cuatro minutos para acabar.

Pero un tanto de la canadiense Brianne Jenner a tres minutos y medio del final abrió las esperanzas de las campeonas, que lograron la igualada a 55 segundos del bocinazo de cierre con un gol de Marie-Philip Poulin, forzando la prórroga cuando su equipo estaba volcado y jugando sin portera en pleno asedio sobre la meta estadounidense.

Y fue la propia Polin, la heroína del partido, la que liquidó el partido en el noveno minuto del tiempo añadido de veinte para mantener la hegemonía olímpica canadiense.