En un sorprendente acontecimiento, Luke Harper se convirtió en el nuevo campeón intercontinental el 17 de noviembre, en Monday Night Raw, consiguiendo así su primer título en la WWE tras ser campeón de parejas en NXT.

Luke Harper derrotó a Dolph Ziggler en una lucha que fue ordenada por Triple H en su objetivo de acabar con todos los miembros del Team Cena antes de que llegase la firma de contrato en el segmento final de dicho Raw para el combate estelar en Survivor Series.