Los polacos vencieron en los cuartos de final del Mundial de Qatar a la gran Croacia  por 24-20, por lo que podrán disputar las semifinales entre las cuatro mejores selecciones del mundo.

Croacia, medallistas de bronce en 2013 en España, mostró un buen trabajo defensivo en los primeros 15 minutos del partido, tapando la mala actuación del central Domagoj Duvnjak (0/4 en los primeros 30 minutos), quien no pudo encontrar el ritmo que en su partido anterior consiguió contra Brasil.

Sin embargo, el entrenador polaco Michael Biegler encontró una manera de resolver la falta de sus jugadores de ideas en ataque, que a partir de entonces hizo un impresionante 5-1. La reaparición polaca fue liderada por Andrzej Rojewski, acabando el primer tiempo con 12-10.

Slavko Goluza activó a los suyos para que mantuviesen un juego serio, que proporcionó unos furiosos diez minutos en el comienzo de la segunda mitad. Domagoj Duvnjak olvidó su inicio de partido y anotó 4 goles del parcial 6-1 que logró su equipo para ponerse 16-13 arriba.

El tipo que sacó Polonia de la crisis fue Piotr Chrapkowski con dos goles, quien consiguió empatar el encuentro 18-18.

Pero el verdadero héroe del choque fue el portero Slawomir Szmal, que salvó dos tiros de Duvnjak y Strlek, proporcionando la oportunidad para Jurkiewicz (máximo goleador con 6 goles) que aseguró la primera semifinal de su equipo desde el Campeonato Mundial de 2009 en Croacia .