Año nuevo, vida nueva. Después de que Spike TV! no volviese a renovar con TNA Impact Wrestling, Destination America sí y comenzó de esta forma una nueva era en la empresa de lucha libre. Se demostró en el primer programa de Impact Wrestling del año, con numerosas emociones, regresos y sorpresas.

El primer nuevo campeón que pudimos ver fue Austin Aries, quien derrotó a Low Ki para volver a alzar el Campeonato de la División X. Un Brainbuster consiguió tener a Low Ki en el suelo durante la cuenta de tres.

De esta forma, Aries se convierte en el segundo luchador (empatado con Samoa Joe, Jay Lethal y AJ Styles) con más ostentaciones sumando un total de 6. Recordemos que en la primera posición sigue Chris Sabin con 8 ostentaciones.

El combate estelar fue entre Bobby Roode y Bobby Lashley, por el cinturón de los Pesos Pesados, donde Lashley se benefició de la sorprendente intervención de Samoa Joe, Eric Young, Kenny King Low Ki y MVP, para lograr de nuevo el TNA World Heaviweight Championship.

Fue un sólido encuentro que parecía que sería ganado por Roode, quien ya tenía a su rival en el candado cruzado. Sin embargo, Kenny King intervino y noqueó al árbitro, permitiendo un ataque más de dos enmascarados, que resultaron ser Samoa Joe y Low-Ki. Eric Young apareció con una silla para, aparentemente, ayudar, pero traicionó a Roode. El árbitro volvió para la cuenta de tres, después de un Spear de Lashley y del sillazo de Young.

Otras luchas que tuvieron lugar fueron: una pelea callejera entre Kurt Angle y MVP, donde el Angle Slam decidió el combate y comenzó una dura rivalidad, la defensa de los títulos por parejas de los miembros de Revolution, Abyss y Storm, frente a The Wolves, y la batalla real por el cinturón de Knockouts, donde Taryn Terrell retuvo al vencer a Gail Kim, Havok, Madison Rayne, Rebel, Brooke, DJ Z., Velvet Sky y Angelina Love. Al comienzo de este combate pudimos ver el regreso de Robbie E, y al final de la batalla disfrutamos con el regreso de Awesome Kong quien se encaró con Havok.