Zdenek Stybar se ha impuesto en la novena edición de la clásica italiana Strade Bianche, en la que el español Alejandro Valverde repitió el tercer puesto del año pasado.

Van Avermaet lanzó el ataque definitivo en la última subida (con pendiente de hasta el 16%) tras pasar el arco. El belga había llegado fugado junto a Valverde y el checo, tricampeón del mundo de ciclocross.

El ciclista del Quick Step siguió a Valverde, esperando que éste respondiera al ataque de Van Avermaet, pero fue el checo quien reaccionó para coger la rueda del corredor del BMC y rebasarle para llegar con 2 segundos de ventaja.