El RC Polo se ha proclamado campeón diez años después de la Copa de la Reina, tras imponerse en la gran final (1-0) a la Real Sociedad con un decisivo tanto de Olalla Piñeiro en el primer cuarto. La capitana Gigi Oliva fue la mejor de la final, la portera de la Real Sociedad María López de Eguilaz fue galardonada con el título a mejor portera y Carola Salvatella, del Club Egara, fue la máxima goleadora del torneo.

Las de Alastrue dominaron prácticamente a lo largo de todo el partido, con una buena presión y generando numerosas ocasiones sobre la portería de López de Eguilaz. La Real Sociedad apretó en el tramo final aprovechando los nervios de las barcelonesas pero no lograron empatar.