Después del resultado tan abultado cosechado en el partido de ida (66-91), el Khimki ha alzado la Eurocup 2015, derrotando en el de vuelta al Gran Canaria por 83-64. Suma su segundo título después del conseguido en 2012.

Rimas Kurtinaitis mandó salir a sus hombres a por el partido sin piedad, para asegurar el trofeo, y así lo hicieron. El Basketball Center de Moscú presenció el gran juego de los suyos, quienes impidieron que el balón se mueva por su pintura y creando una defensa cerrojo. El Khimki siempre fue por delante, y al descanso ya se temía lo peor para el Herbalife (45-30).

Los canarios, a base de lanzamientos lejanos, maquillaron el marcador, pues la remontada era prácticamente imposible. Augustine, con 18 puntos, y Davis y Rice, con 16, destacaron para el equipo ruso. En el cuadro canario, Tavares, con 17 puntos, y Newley, con 12, fueron los máximos anotadores.