El Club de Hielo Jaca se ha proclamado campeón de liga al derrotar con contundencia al Puigcerdà por 5-1, en el quinto y definitivo partido de la final. El conjunto oscense logra el duodécimo de su historia, que se le resistía desde hacía dos temporadas.

Los dos primeros partidos disputados en Jaca registraron una victoria para cada equipo (3-2 y 2-3). En el primer partido disputado en Puigcerdà, el Jaca se impuso por 2-5 y se quedaba a un triunfo del título. Sin embargo, el conjunto catalán lograba forzar el desempate gracias a su ajustada victoria por 2-1. En el choque decisivo, el Jaca se mostró intratable.