Mikel Landa (Astana) consiguió su segunda victoria de etapa en este Giro y se coloca en segunda posición en la general, tras el hundimiendo definitivo de Fabio Aru. Alberto Contador, tercero en la meta de Aprica, mete más ventaja a sus principales rivales en la general


Dos días después de su primera victoria en el Giro, Mikel Landa recorrió en 5h02:53 los 174 km de la etapa 16 del Giro que unió Pinzolo y Aprica, con el Mortirolo en el trayecto y final en un puerto de tercera. 

En tanto, su compatriota, Alberto Contador llegó tercero, a 38 segundos junto con el holandés Steven Kruijswijk, y Aru se dejó 2:51. De esta manera, el ciclista del equipo Tinkoff consolidó su liderato en el Giro con una ventaja en 4 minutos y 2 segundos a Landa, quien pasa de ser cuarto a segundo de la general

El italiano Fabio Aru (Astana), en dificultades, coronó la cima, que estaba a 33 kilómetros de meta, con 1 minuto y 50 segundos de retraso. En el descenso sufrió un problema mecánico y perdió más de dos minutos con el ciclista madrileño en línea de meta.

A 39 kilómetros del final, en solitario, el madrileño logró, finalmente, atrapar a Mikel Landa y Fabio Aru. Minutos después el italiano dio muestras de flaqueza y no pudo aguantar el ritmo de Contador, que se quedó en cabeza con Landa y el holandés Steven Kruijswijk (Loto). En el descenso quien pinchó fue Aru, cuando estaba a 1:50 del trío delantero.
Landa atacó a 4 kilómetros de meta y Contador le dejó escapar. Se había dejado muchas energías en el Mortirolo y se conformó con aumentar su ventaja sobre Fabio Aru.
Mañana se disputará la decimoséptima etapa, entre Tirano y Lugano, de 134 kilómetros, una jornada ideal para los aventureros y esprinters, ya que al día siguiente vuelve la alta montaña

Foto: EFE