La primera competición internacional oficial de la temporada, la I Regata Copa del Mundo, se saldó con unos excelentes resultados para el equipo español, que regresa de Bled (Eslovenia) con dos medallas de plata y tres botes clasificados en la Final A


En la jornada previa a la primera de las tres regatas de la Copa del Mundo, se disputó la Regata Internacional de Bled, en la que tomó parte el 2-LM formado por Imanol Garmendia y Ander Zabala, junto a otros cuatro botes que remaron una final directa. 

Los españoles se proclamaron campeones con un registro de 6:37.63 en un final de infarto en el que los chinos a punto estuvieron de robarles el oro, ya que cruzaron la línea de llegada a tan solo una centésima de segundo de los nuestros. Alemania se hizo con la medalla de bronce.

Ya en la Regata de la Copa del mundo, que comenzó el sábado a las 9.30 horas, los nuestros completaron una magnífica actuación. Las primeras en lanzarse a las aguas de Bled fueron las chicas del dos sin timonel. Anna Boada y Nuria Domínguez finalizaron en segunda posición de la eliminatoria, a 2 segundos de las líderes chinas, por lo que conseguían la clasificación para la semifinal. 
En ésta cruzaron la línea de llegada en cuarto lugar, por detrás de tres botes chinos, quedando fuera de la Final A. En la Final B, las españolas marcaron el segundo mejor tiempo, con 7:36.33, a dos segundos de las checas, consiguiendo así la octava posición final.
Ismael Montes y Jon Carazo finalizaron segundos en las eliminatorias de 2-M, modalidad en la que se inscribieron once botes, por lo que lograron el pase a la final A. Con un tiempo de 6:49.01 concluyeron quintos, a once segundos de los campeones franceses, que estuvieron acompañados en el pódium por Hungría y Bielorrusia. Por delante de los españoles, llegó Chile y por detrás lo hizo el segundo bote bielorruso.
De igual forma comenzó el doble scull de Juan García y Noé Guzmán del Castillo, con una segunda posición en las eliminatorias que les llevó a disputar la semifinal en la que finalizaron terceros, tras Alemania y República Checa, consiguiendo los tres el pase a la Final A. 
En la lucha por las medallas, los españoles fueron quintos, con un registro de 6:25.02, a 12 segundos de los alemanes que se alzaron con la medalla de oro. Serbia fue segundo, por delante de checos, búlgaros, españoles y alemanes.
A continuación fue el turno del 4-M formado por Antonio Guzmán del Castillo, Marcelino García, Jaime Canalejo y Javier García, que se enfrentaba a siete rivales. En las eliminatorias fueron segundos, tras Bielorrusia, por lo que conseguían el pase a la Final A. En ésta se repitió el mismo resultado, ya que volvieron a finalizar segundos (6:07.39) por detrás de Bielorrusia, alzándose de esta manera con la medalla de plata. Serbia se llevó el bronce.
En la modalidad ligera, Patricio Rojas, Marc Franquet, Jesús González y Sergio Pérez cosecharon un tercer puesto en la eliminatoria que les llevó a disputar la final directa. Suiza y dos botes de China protagonizaron una regata muy igualada, en la que cruzaron la línea de llegada con menos de un segundo de diferencia entre ellos, siendo el oro para los suizos. España fue sexta parando el crono en 6:06.85, a una centésima de segundo de Holanda, quinto.
Por último fue el turno del 2-LM de Imanol Garmendia y Ander Zabala, que disputó la final directa contra 3 rivales, ya que los checos finalmente no salieron. Los españoles protagonizaron, de nuevo, una igualadísima regata con los chinos, que se decidió en los metros finales a favor de estos últimos, por 26 centésimas de segundo. 
Los nuestros cosechaban así la 2ª medalla de plata de la competición, situándose en la 11ª posición del medallero, que lideró Alemania con cuatro oros, una plata y dos bronces. Les superaron los chinos en número de metales, con nueve, sumando dos oros, cuatro platas y tres bronces.

Fuente y foto: Federación Española de Remo